Bienvenido al fin del principio, esto no es mas que el comienzo de una nueva era ¿Tienes miedo? Deberias Tenerlo.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
GeT 4.0; Génesis.
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Estación del Año
Pasa el Mouse; Click!
Administración del Foro
Últimos temas
» ~Toujours Pures~ Comunity Awards
Sáb Jul 16, 2011 5:56 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 1:26 pm por Invitado

» New Kuroshitsuji {Afiliación normal} FORO NUEVO~
Dom Mayo 22, 2011 10:02 pm por Invitado

» Valkyrie Erzsebet Von Bismark
Sáb Mayo 21, 2011 4:23 pm por Valkyrie E. Von Bismark

» Registro de Don
Sáb Mayo 21, 2011 4:08 pm por Valkyrie E. Von Bismark

» Registro de Grupo y Rango
Sáb Mayo 21, 2011 3:48 pm por Valkyrie E. Von Bismark

» Registro Avatar
Sáb Mayo 21, 2011 3:45 pm por Valkyrie E. Von Bismark

» Registro de Raza
Sáb Mayo 21, 2011 3:44 pm por Valkyrie E. Von Bismark

» Sí, claro. Y ahora, ¿qué más? {Jean Paul Mussioli}
Vie Mayo 06, 2011 10:27 pm por Alessandra XVII

Foros Hermanos
Afiliados Élite
Afiliados Normales
Copyright

Comparte | 
 

 Bombones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lilith D'Artois
Camarlengo/Agente de AX
Camarlengo/Agente de AX
avatar

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Hoja de personaje
Raza: Humana
Organizacion: Vaticano
Rango: Camarlengo y Agente de AX

MensajeTema: Bombones   Miér Mar 30, 2011 8:01 pm

Sorpresa fue una de las tantas cosas que generó en la orden de monjas de D'Artois y en le vaticano el nombramiento del nuevo Camarlengo. Lllith no sólo era muy joven e inexperta para el cargo, sino que además tenía un pasado peculiar. De estar apunto de ser expulsada de la iglesia, a ser la mano derecha de la sumo pontífice, había que un mundo de diferencia. Por pasillo se comentó y cuestionó decisión de Alexandra XVII la elección de esta chiquilla irrespetuosa y tan alejada de las virtudes que un clérigo debía tener, pero no era culpa de ella el que su padre la metiera a monja para salvarla de la amenaza de los oscuros, siendo que ella quería otro destino. Pero Lilith prefería seguir una filosofía de la adaptación además, si le picó el bichito de la curiosidad cuando la papisa le propuso el cargo.

Vestida con la sotana negra y su cabello rubio largo suelto, caminaba distraídamente por los jardines. Ideaba mentalmente que haría en adelante, además, de que de deber procurar no ser sorprendida tan infragantemente como la primera vez. Hay que señalar que precisamente ese había sido su deseo, que la descubrieran y la echaran, así no tendría el peso moral de haber renunciado. Su padre no estaba ya y sentía que dejar todo era un falta contra él, pero tampoco haría esfuerzos para mantenerse. La cabeza de Lilith podía ser un constante constrante de ideas y absoluto caos barbárico.

Se sentó al lado de una pileta y sacó de entre las telas de su sotana, una bolsita de bombones, para poder comer sola y tranquila.

········ GeT 4.0; Génesis ········

is my life
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stefan DiMilano

avatar

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 23/03/2011

MensajeTema: Re: Bombones   Jue Mar 31, 2011 7:49 pm

Caminaba por los diversos pasillos de aquella iglesia romana. Ya había pasado cierto tiempo desde que había sido elegido como contacto infiltrado de aquella hermosa organización a la que amaba muchísimo. Si bien no podía estar en contacto completo con los Preferitti de manera constante sabía que su labor dentro de la iglesia sería bastante bien utilizada por los mas altos mandos de la organización. Si, era verdad que en el principio le había costado un poco a Stefan acostumbrarse a la organización de la liturgia y demás cosas con las que no había contado en un inicio pero poco a poco el gran poder de adaptación del joven lo había ayudado a salir adelante.

Ahora ya había estado completamente acostumbrado a todo lo que involucraba ser un religioso en el vaticano. La careta que debía mostrar hacia todos era la de un sacerdote joven, un religioso de métodos novedosos y retórica privilegiada, un idealista que cree fervientemente en la organización que Dios mismo había colocado sobre la tierra para que se haga Su voluntad. Aquel papel era actuado con maestría, nadie dudaría por un momento que todo aquello que predicaba los domingos en una iglesia de Roma no fuese cierto… mucho menos que estaba en contra de todo ello.

Sus cavilaciones llegaron a su fin cuando después del largo pasillo saliendo del vestíbulo que estaba bellamente decorado con arte, las piezas más bellas de los mas altos exponentes de la pintura y escultura en la historia del mundo. Miguel Angel, Rafael, Leonardo Da Vinci entre otros eran los maestros que habían dado la exquisitez de la habilidad de sus manos en sus obras a la iglesia. Obras de incalculable valor que estaban permanentemente dentro de la ciudad del Vaticano. Ciertamente Stefan podía contemplar aquel arte por horas obnubilado por la excelsa calidad de los mismos.

De todos modos aquel pasillo era la única manera de salir de aquella hermosa estructura, si, aquel era su día “libre” donde podría recorrer las calles de Roma a su antojo, quizás encontrarse con alguna amistad, ir a tomar un café en alguna acogedora trattoría de las que abundaban en la capital italiana. Se despidió del vigilante de la guardia suiza, un tipo con el que habitualmente platicaba, para finalmente encontrarse cara a cara con la que en su opinión era la capital del mundo. Aquella oxigenación de un aire distinto le caía de maravilla a Stefan, una pisca de mundanalidad en un ambiente normalmente piadoso era lo que necesitaba. Guardar un secreto como él lo hacía era complicado pero gracias a su forma encantadora de ser y la manera completamente inventiva e imaginativa que le permitía continuar con aquella perenne careta de sacerdote lo podía hacer sin demasiadas dificultades.

Su salida finalmente lo guió hacia unos jardines que enmarcaban la presencia de una pileta en la parte central que extrañamente a tal hora se encontraba vacía a no ser por la singular presencia de una religiosa, sus ropas le permitían deducirlo así. Se acercó viendo que quizas ella se sentía algo solo en día agradable como aquel, observó como comía tranquilamente unos chocolares, algo dulce seguramente. La curiosidad daría pie al inicio de la tertulia.

-Es un hermoso día... quizás algo caluroso para comer chocolates-

Comentó sonriendo, esperando que la improvista llegada y sonoridad de su voz no interrumpiera la paz y quizas meditación que podía estar manteniendo aquella mujer, meditación que estaba acompañando con bombones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith D'Artois
Camarlengo/Agente de AX
Camarlengo/Agente de AX
avatar

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 19/02/2011

Hoja de personaje
Raza: Humana
Organizacion: Vaticano
Rango: Camarlengo y Agente de AX

MensajeTema: Re: Bombones   Jue Mar 31, 2011 10:20 pm


Disfrutaba del sabor dulce de los bombones, por lo menos ese placer no se lo habían quitado, Debía reconocer que traía cierta manía con el puesto y con el revuelvo que había despertado en todo el Vaticano. Ella era sólo una monja (al menos así se ha dicho para el público) y había llegado a tan alto cargo. Debía ser por lo menos cardenal para ocuparlo, pero ahí estaba, a la administración de las arcas papales y secretaría personal de Alexandra, aùn pensaba que era una broma y que ocuparía el cargo por el tiempo que el alucinógeno que se había tomado la papisa disipara su efecto. De esto ya varios días y ya estaba dándose cuenta del verdadero peso de su decisión y de que se iba a quedar como Camarlengo. Si que estaba fumado, se decía a veces, y ahora lo murmuraba masticando un bombón y rozando sus labios con otro. Pensaba en lo que haría y sobre todo, en las razones de la papiza para elegirla.

Ya creía que había pasado de estar "volada", a ser simple y lisanamente, loca, o demasiado valiente. ¿quién sabe que experimento social estaba tramando hacer?Oh, su cabeza daba vueltita vueltitas y ya metía en su boca otro de los bombones.

Paso una nube que oscureció el cielo y los rayos del sol que iluminaban su cabeza, y aquella sensación de oscuridad el hizo recordar su otro gran problema. El paradero de su padre y hermana. Los quería de vuelta y debería haber salido de la iglesia para poder encontrarlos, pero también se daba cuenta que no ganaría mucho más que ella también secuestrada si se iba sola en su búsqueda. En el vaticano podría tener más posibilidades de encontrarlos y salvarlos, si eso podía lograrse. Levantó la vista y los rayos del sol coronaban la cabeza de la virgen... Sólo una imagen más, que no tenía ningún poder en aquel mundo. Si hasta Dios quizás no existía en ese mundo lleno de caos.

comenzó a chupar el dulce que tenía, cuando la nube se volvió a ir, y todo se iluminó con los rayos del sol. Bostezaría con una modorra de aquellas, manteniendo los ojos cerrados, estaba así cuando la luz del sol la obstruye algo, y al abrirlos se encuentra con un sacerdote. al que había visto de lejos, pero sin saber su nombre ni nada.

- nunca es lo suficientemente caluroso como para comer chocolates - pero si para andar con sotana, pero no se lo dijo, pero la lengua le picó por lanzárselo en la cara - además, no hay nada mejor que hacer - le sonrió y le extendió la cacha con bombones, aunque quedaban bastante pocos - ¿gustas? - le preguntó, no sabía su nombre, pero se le hizo bastante guapo.

········ GeT 4.0; Génesis ········

is my life
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Bombones   

Volver arriba Ir abajo
 
Bombones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Guerra en las Tinieblas 4.0 :: Roma :: El Vaticano :: Jardines-
Cambiar a: